info@osteopatiaatlas.com
669 23 17 56 · 91 715 57 78

Durante el parto el periné femenino sufre una presión y tensión extremas. Se trata de una experiencia que aun siendo de corta duración, puede dejar huellas y secuelas importantes.

El periné puede sufrir traumatismos durante el parto, dependerá:

  • del número de partos
  • del peso del bebé al nacer, pero depende esencialmente
  • del modo en que el bebé sale. Al salir muy rápido, muchos pujos con la inspiración bloqueada, no utilizar el reflejo de expulsión o si se ejerce presión manual sobre el útero.

Estos factores si además se acumulan pueden impedir la dilatación del periné y ser el origen de desgarros y hundimientos.

Se pueden lesionar diversas estructuras anatómicas (como los ligamentos redondos del útero, ya de por sí sometidos a estiramiento durante el embarazo) y generar adherencias entre diferentes planos, dando lugar a diferentes patologías de la pelvis menor. Las más frecuentes son patologías de continencia, se refieren a la incapacidad de retener la orina o las heces o, al contrario, de la retención exagerada.
Y los prolapsos que se refieren a la estabilidad de las vísceras de la pelvis menor, que a veces pierden su ubicación inicial dirigiéndose hacia los orificios.

Posibles patologías tras el parto:
  • la incontinencia urinaria
  • la incontinencia urinaria de esfuerzo
  • incontinencia por inestabilidad de la vejiga
  • la retención de orina
  • laxitud de la vulva
  • el vaginismo
  • la incontinencia fecal
  • el estreñimiento terminal
  • los prolapsos
  • las hemorroides

 

Osteopatía Osteopatía infantil Dietética Pilates