info@osteopatiaatlas.com
91 715 57 78

¿Tienes una mala postura? Puede ser debido a una cifosis dorsal, aprende sobre sus síntomas y tratamientos más efectivos

 

La cifosis dorsal es una de las afecciones más comunes en mujeres mayores debido a la debilidad en los huesos de la columna. Se trata de una curvatura de 45° o más, en donde la persona afectada tendrá dolores fuertes en esa zona del cuerpo. En los niños, adolecentes y jóvenes adultos, puede salir debido a fracturas o mal formaciones en la columna vertebral.

La columna vertebral presenta una curvatura natural que permite el buen funcionamiento del cuerpo, los problemas de salud surgen cuando esta curva es exagerada y fácilmente notoria. La cifosis grave puede generar desfiguración en quienes la padecen.

Un diagnóstico médico puede variar dependiendo de la edad del paciente, la cifosis que tiene y la razón de su aparición. El tratamiento para una mujer de alrededor de 60 años con esta afección no es el mismo que para una joven que se fracturó o lesionó gravemente su columna vertebral.

Causas que permiten la aparición de la cifosis dorsal

Normalmente las vértebras tienen forma de cilindros separados por discos intervertebrales, esta estructura permite la movilidad, contrarresta la gravedad, protege la medula espinal y ancla ligamentos y músculos, entre otras funciones que mantienen el cuerpo en un estado óptimo.

Cuando se tiene cifosis las vértebras que están en la parte superior de la espalda toman forma de cuña, causando que la columna vertebral se deforme y se tenga una postura “jorobada” . Como se dijo anteriormente, es una enfermedad que normalmente la padecen personas mayores debido a la edad, pero esta no es la única causa, también están:

  • Desde un punto de vista mecánico, puede ser debido a un desequilibrio en las tensiones de la musculatura anterior y posterior del tronco. Un mal trabajo mecánico y mala distribución de las cargas corporales, afectará a las curvas de la columna vertebral. La posición de la pelvis, el diafragma y la tensión del esófago juegan un papel muy importante en la postura cifótica.
  • Las fracturas en las vértebras del tipo comprensión ocasionan una curvatura anormal en la zona antes nombrada.
  • La osteoporosis es otra causa de la cifosis debido a que los huesos se debilitan permitiendo la curva y deformidad de la espalda. Este tipo es más frecuente en mujeres de edad avanzada.
  • Entre los más jóvenes ciertas afecciones, tal como el llamado síndrome de Ehlers-Danlos, pueden causas cifosis a una edad muy temprana.
  • Una persona puede nacer sin haber desarrollado por completo los huesos de la columna.
  • Los discos que sirven como amortiguador de las vértebras se van debilitando con la edad permitiendo que la cifosis se agrave.
  • La cifosis de Scheuermann es una enfermedad que puede aparecer antes de la pubertad. Los niños son más propensos a contraer este tipo de cifosis.
  • El cáncer en la columna vertebral debilita las vértebras y las hace vulnerables a fracturas de comprensión que, a su vez, provoca la aparición de la cifosis.
  • Existen otras causas que explican la aparición de la cifosis en las personas, tales como la tuberculosis, distrofia muscular, espondilitis anquilopoyética, espina bífida, polio, tumores, artritis etc.

¿Cuáles son los tipos de cifosis dorsal?

Entre las más comunes tenemos la cifosis de postura, esta, como su nombre lo indica, se origina a partir de la mala postura que tenga la persona a lo largo de su vida. No origina dolores fuertes, solo ligeras molestias al tratar de enderezar la espalda, tampoco trae problemas graves a largo plazo.

La siguiente es la cifosis Scheuermann, a diferencia de la anterior, este tipo sí ocasiona dolores agudos y una curvatura mucho más pronunciada. Los pacientes con Scheuermann no pueden corregir por sí mismos dicha curvatura no natural, por lo tanto, deben ir a un especialista. Principalmente se origina antes o durante la pubertad, siendo los pre adolecentes los más propensos a contraerla.

La cifosis congénita es cuando el infante no se desarrolla correctamente, es decir, nace con vertebras mal formadas o fundidas; permitiendo que la cifosis se agrave conforme va creciendo el bebé. Requiere tratamiento quirúrgico lo antes posible, no obstante, es una cirugía con ciertos riesgos, por lo que los padres deben consultar con el especialista los pros y contras de dicha operación.

Síntomas comunes en pacientes con cifosis

Además de la notable curvatura en la espalda, los pacientes con cifosis sienten rigidez y dolor en dicha zona. Estos síntomas pueden variar dependiendo de la causa de la aparición de la enfermedad. Se debe consultar a un especialista cuando se observa la deformación anormal de la espalda.

Las cifosis más avanzadas provocan problemas respiratorios, producidos por la presión en los pulmones; también causa debilitamiento en los músculos y, por lo tanto, dificultad en la realización de ciertas actividades físicas; problemas en el proceso de digestión, producto de la comprensión en dicho lugar; baja autoestima, principalmente en los adolescentes, esta enfermedad produce una mala imagen corporal ya sea por la deformación de la espalda o a los productos utilizados para corregirla.

Diagnósticos y tratamientos     

Para lograr un diagnóstico correcto, el especialista procederá a realizar un examen físico completo en donde pedirá la realización de ciertas posiciones para observar la columna, puede verificar también los reflejos y la fuerza muscular del paciente.

Después de analizar los resultados, el especialista manda a realizar ciertas pruebas más específicas, tales como radiografías, resonancias magnéticas, prueba de densidad ósea, etc. Todo esto con el fin de dar un tratamiento que se adecue al paciente, debido a que las causas de origen y los efectos de las mismas pueden modificar el tratamiento, entre estos tenemos:

  1. Tratamiento osteopático
  • Lo primero será realizar un estudio biomecánico completo del paciente. Puntos de apoyo, marcha y eje cadera, rodilla y pie. Revisar y estabilizar la pelvis y la musculatura implicada en su posicionamiento, pues de la posición de la pelvis y el sacro, dependerá la lordosis lumbar y cifosis torácica.
  • Veremos qué segmentos vertebrales son hipo móviles, cuales mueven más de la cuenta y cuales hacen de puntos bisagra. Para devolver la movilidad vertebral y armonía a las curvas.
  • En las zonas de baja movilidad vertebral dentro de una curva se crean pequeñas fibrosis musculares, bandas de fibras musculares que se endurecen dentro del vientre muscular. Siendo éstas, responsables en gran medida de los dolores que esta situación desencadena. El tratamiento irá encaminado a romper estas fibrosis musculares, elastificando el músculo.
  • Por otro lado, actuaremos sobre el diafragma y toda la musculatura accesoria, los músculos que en segundo plano ayudan a levantar la caja torácica.
  • Una vez localizadas y corregidas las alteraciones mecánicas, se procederá con un trabajo de potenciación de la musculatura débil y reprogramación de las cadenas musculares Mediante instrucción del paciente de ejercicios específicos.
  1. Medicamentos
  • El médico mandará ciertos medicamentos tales como ibuprofeno o analgésicos más especiales que ayuden al paciente.
  • Puede recetar medicamentos para fortalecer los huesos y evitar que el paciente tenga fracturas adicionales que empeoren su estado físico.
  1. Terapia física
  • Los ejercicios, tales como los estiramientos, ayudan fortalecer y darle flexibilidad a la espina dorsal, además de aliviar los dolores de espalda.
  • La práctica del yoga, Pilates y natación serán fundamentales para la corrección y estabilización de las alteraciones funcionales de la columna.
  • Uso de soportes externos para evitar la progresión de la enfermedad, estos principalmente se les recomienda a los jóvenes con cifosis Scheuermann.
  1. Cirugía
  • Solo en los casos más graves. El cirujano procede a introducir piezas óseas entre las vértebras y las mantiene por medio de un objeto metálico. Esta quedará hasta que la postura esté corregida.

 

Manuel Herrero D.O.

Director terapéutico del Centro Atlas

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)