info@osteopatiaatlas.com
669 23 17 56 · 91 715 57 78

El 40 % de la población presenta cefaleas intensas discapacitantes al menos una vez al año.

Existen multitud de causas que las provocan y hay catalogados cientos de cefaleas diferentes, siendo el tipo más frecuente en todos los grupos de edad la cefalea tensional.

Es un dolor:

  • Sordo, mal localizado
  • Tipo opresivo alrededor de la cabeza
  • Difuso o con un foco de dolor
  • Con intensidad variable, desde leve a muy agudo incapacitante
  • Peor en el cuero cabelludo, sienes o parte posterior del cuello y hombros

El dolor puede ser aislado o ser constante y diario. Puede durar de 30 minutos a 7 días. Puede empeorar o desencadenarse por estrés, fatiga o consumo de ciertos alimentos incluidos el alcohol y tabaco.

Puede dificultar el sueño o aparecer de madrugada. Las cefaleas tensionales generalmente no causan náuseas ni vómitos

Suelen originarse por acumulación de tensión provocada por múltiples causas.

En los pacientes con cefalea, explorados en nuestro centro, es frecuente  encontrar disfunciones en la región cervical superior, con limitaciones de la movilidad vertebral y exceso de tensión en la musculatura suboccipital. Otra parte anatómica a tener en cuenta es la articulación de la mandíbula.

Consideraciones osteopáticas

El tratamiento médico convencional consiste en

  • Evitar los factores desencadenantes
  • Tratamiento sintomático de los episodios mediante analgésicos
  • Tratamiento profiláctico (correcta alimentación, ejercicio, hábitos saludables…)

Desde el punto de vista osteopático, además de corregir los desencadenantes y dar unas pautas de vida saludable, nuestro objetivo será:

  • Eliminar los puntos de tensión en la columna vertebral.
  • Inhibir la tensión muscular excesiva en cuello y músculos de la mandíbula.
  • Devolver la movilidad a los segmentos cervicales superiores.
  • Buscar y tratar implicaciones de otros sistemas.

 

Osteopatía craneal Dietética