info@osteopatiaatlas.com
91 715 57 78

Problema Maternidad

Otitis media en el lactante

El 85% de los niños tendrá al menos un episodio de otitis media aguda antes de los 3 años. Y de éstos, los que se presentan en los primeros meses de vida tendrán mayor riesgo de episodios agudos recidivantes o de otitis media crónica. El tratamiento médico convencional consiste en prescribir antibióticos.

El cuadro habitual de una otitis media aguda consiste en:

  • Otalgia
  • Fiebre
  • Pérdida de audición de inicio agudo tras infección de vías respiratorias superiores.

La mayoría de otitis media aguda son consecuencia de infección bacteriana, con membrana timpánica inflamada, posiblemente abombada, con reducción en su movilidad y con derrame blanco amarillento profundo.

Se produce por una obstrucción de la trompa de eustaquio alterando:

  • el equilibrio de las presiones entre oído medio y exterior
  • impidiendo el drenaje de secreciones de oído medio hacia la faringe

Provocando acúmulo de secreciones en oído medio y presión negativa en el interior dificultando más el drenaje. Si la obstrucción es parcial la presión negativa puede aspirar secreciones nasofaríngeas hacia el oído medio.

La permeabilidad de la trompa de eustaquio se mantiene por la rigidez de una de sus estructuras cartilaginosas y por la acción de los músculos salpingofaríngeo y tensor del velo del paladar, siendo este último el único responsable de la apertura de la trompa.

Las diferencias anatómicas del lactante y niño provocan una desventaja mecánica en el músculo tensor del velo del paladar (que por otra parte esta modificación permite que el lactante succione y respire a la vez) y trompa más corta y horizontal. Si a esto le sumamos un aumento del moco, por infección de vías respiratorias altas, más alteración de los mecanismos de apertura tenemos una OTITIS MEDIA AGUDA.

Consideraciones osteopáticas

El objetivo primordial del tratamiento consiste en analizar y tratar toda disfunción en faringe, trompa de eustaquio y estructuras relacionadas. Comenzaremos el tratamiento mediante abordaje de la base del craneo y los huesos temporales, partes blandas de faringe, fascia cervical, lengua y buscaremos tensión muscular en la succión.

Siempre evaluaremos y trataremos las disfunciones del “resto” del niño para reforzar su sistema inmunitario. Buscaremos restricciones provocadas por partos asistidos por fórceps, ventosas o parto por cesárea y trataremos las lesiones que desde el punto de vista osteopático se generan.

Todo tratamiento es sutil, indoloro e inocuo para el niño y siempre  junto a su pediatra.

 

Osteopatía infantil

Cólico del lactante

El cólico del lactante comienza habitualmente alrededor de la segunda semana de vida y continúa hasta el tercer o cuarto mes.

El origen no está del todo definido pero existen varias teorías:

  • Falta de madurez del sistema digestivo
  • Factores medioambientales y psicosociales que rodean al bebé
  • El peso del bebé, a menor peso aumentan las probabilidades
  • Consumo de leche de vaca tanto por el bebé como por la madre

Se caracteriza por un llanto desconsolado acompañado por agitación con movimientos de encogimiento de las piernas.

‘’La regla del 3’’: si el bebé llora más de 3 horas al día al menos tres días por semana durante 3 semanas posiblemente sufra cólico del lactante.

Es más frecuente que se produzca tras  una toma, al atardecer o al comienzo de la noche sin razón aparente. Puede prolongarse durante horas.

¿Qué hacer?

Los masajes se han demostrado como una de las soluciones más eficaces para los bebés con cólicos del lactante.

El tratamiento Osteopático de tu bebé, tanto en lo físico como en lo emocional, siempre será beneficioso e inocuo.

 

Osteopatía infantil

Parto y postparto

Durante el parto el periné femenino sufre una presión y tensión extremas. Se trata de una experiencia que aun siendo de corta duración, puede dejar huellas y secuelas importantes.

El periné puede sufrir traumatismos durante el parto, dependerá:

  • del número de partos
  • del peso del bebé al nacer, pero depende esencialmente
  • del modo en que el bebé sale. Al salir muy rápido, muchos pujos con la inspiración bloqueada, no utilizar el reflejo de expulsión o si se ejerce presión manual sobre el útero.

Estos factores si además se acumulan pueden impedir la dilatación del periné y ser el origen de desgarros y hundimientos.

Se pueden lesionar diversas estructuras anatómicas (como los ligamentos redondos del útero, ya de por sí sometidos a estiramiento durante el embarazo) y generar adherencias entre diferentes planos, dando lugar a diferentes patologías de la pelvis menor. Las más frecuentes son patologías de continencia, se refieren a la incapacidad de retener la orina o las heces o, al contrario, de la retención exagerada.
Y los prolapsos que se refieren a la estabilidad de las vísceras de la pelvis menor, que a veces pierden su ubicación inicial dirigiéndose hacia los orificios.

Posibles patologías tras el parto:
  • la incontinencia urinaria
  • la incontinencia urinaria de esfuerzo
  • incontinencia por inestabilidad de la vejiga
  • la retención de orina
  • laxitud de la vulva
  • el vaginismo
  • la incontinencia fecal
  • el estreñimiento terminal
  • los prolapsos
  • las hemorroides

 

Osteopatía Osteopatía infantil Dietética Pilates

Embarazo

¡El embarazo no es una enfermedad! Aun siendo natural puede provocar alteraciones.

La gran mayoría de los problemas que se dan en el embarazo vienen dados por modificaciones mecánicas, debidas a cambios en la línea central de gravedad, que es la que determina la posición del cuerpo. Esta línea va cambiando a medida que el útero evoluciona.

Durante el embarazo la modificación de la postura viene dada por:

  • la modificación de las líneas de fuerza
  • el aumento del volumen del útero hacia arriba y adelante
  • aumento del peso de la madre
  • la impregnación hormonal de los tejidos

Así en cada mes de embarazo la nueva posición uterina determinará la línea central de gravedad modificando la mecánica de cada persona.

Estos cambios mecánicos alteran:

  1. El equilibrio estructural, llevando a que muchas embarazadas sufran dolores en la zona lumbar y sacro ilíaca además de cruralgias, dolores en extremidades inferiores y dolores inguinales.
  2. Sobrecarga en las vísceras, lo que puede provocar problemas circulatorios hacia la pelvis.

Síntomas más frecuentes

  • Ardores
  • Indigestión
  • Disfunción del túnel carpiano
  • Varices
  • Congestión
  • Hemorroides
  • Estreñimiento
  • Calambres
  • Náuseas matutinas
  • Ciática
  • Cruralgia
  • Lumbalgias

Si ayudamos al cuerpo a adaptarse a esta nueva situación podremos ayudar a corregir la mayoría de las disfunciones que se producen en esta etapa tan bonita de la vida que es el embarazo.

 

Osteopatía embarazadas Pilates Osteopatía infantil